American Airlines y Delta Airlines reiniciarán vuelos hacia Europa

La Semana Santa puede ser el punto de inflexión que esperaba el sector aéreo para retomar gradualmente la actividad incluso entre continentes. Dos de las grandes aerolíneas estadounidenses, American Airlines y Delta, anuncian hoy vuelos entre Norteamérica y Europa tras meses de práctica sequía.

American Airlines reanuda sus vuelos entre Miami y Barcelona, y entre Dallas Fort Worth y Madrid a partir del día 28. Se trata de dos de las diez rutas que reiniciará a lo largo de este mes y que incluye operaciones desde EE UU a ciudades europeas como Londres, Dublín, Fráncfort, Milán, París y Roma. Entre las novedades figura la apertura de un vuelo entre Londres-Heathrow y Seatle.

El vicepresidente de ventas de la región EMEA de American Airlines, Tom Lattig, ha señalado a través de un comunicado que la compañía estará dispuesta “para cuando nuestros clientes estén preparados para volar, con la limpieza y seguridad como prioridad”.

American Airlines está entre las aerolíneas que ha optado por el pasaporte sanitario VeryFly, solución con la que el viajero lleva en su móvil sus pruebas y certificados médicos relacionados con el Covid-19 y tiene acceso a información sobre los requerimientos en destino. En Europa, British Airways e Iberia están entre las que también han apostado por esta tecnología.

En cuanto a Delta, abre el 1 de abril la conexión entre Nueva York y Roma, y comenzará a volar al día siguiente desde la ciudad estadounidense a Milán. Sus clientes podrán evitar la cuarentena obligatoria de 14 días al llegar a Italia al haber superado previamente distintas pruebas médicas.

Para el vicepresidente ejecutivo de Delta, Alain Bellemare, este es el principio del arranque del sector tras el año más duro de su historia: “Un año después de que los viajes aéreos se hayan estancado hasta niveles que no se recuerdan, estos vuelos libres de cuarentena y probados anti Covid suponen un verdadero impulso para la industria de la aviación”. Para el ejecutivo son esenciales los programas globales de vacunación”.

Delta ya lanzó en diciembre servicios entre Atlanta y las ciudades de Roma y Ámsterdam, en colaboración con Alitalia y KLM, respectivamente.

El protocolo para volar a Italia marca la presentación de tres test negativos, dos de ellos antes de la salida (uno hasta 72 horas antes y el segundo, en el aeropuerto de Nueva York). A su llegada a Milán-Malpensa y Roma-Fiumicino, los clientes deberán dirigirse a las instalaciones de pruebas de la terminal del aeropuerto, donde profesionales médicos les realizarán una prueba rápida de antígenos. Si el resultado es negativo, no tendrán que pasar la cuarentena.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: