Condenan a 30 años de prision hombre acusado de ultimar a joven estadounidense en Villa Faro,de Santo Domingo Este.

Rafael Castro   19 de mayo 2019 Santo Domingo El tribunal Colegiado  de la Fiscalía del…

Rafael Castro   19 de mayo 2019

Santo Domingo

El tribunal Colegiado  de la Fiscalía del Municipio Santo Domingo Este, condenó a 30 años de prisión y el pago de 3 millones de pesos de indemnización Manuel Emilio Rodríguez Lachapel, acusado de darle muerte a su pareja, la estadounidense Marisol Martínez, en un hecho ocurrido en octubre del  2017 en el sector de  Villa Faro, de Santo Domingo Este.

Marisol Martínez, de 34 años, y de fe cristiana nació en Boston, Massachussets, pero su familia  de origen dominicano. La joven fue ultimada de varios martillazos en el cráneo y en el rostro  dentro de la bañera donde residía  por su concubino Manuel Emilio Rodríguez Lachapel, de 45 años de edad.

El trágico suceso ocurrió en pasado 26 de octubre del año 2017, en un segundo nivel de la  casa número 59 del barrio Ralma, del sector Villa Faro,de la zona oriental.

En tanto, que el  juez que conoció el caso acogió la petición del representante del Ministerio Publico y de los abogados de la victima que solicitaron una condena de 30 años de prisión y una indemnización de tres millones de pesos en contra del imputado a cumplirse en la penitenciaría Nacional de La Victoria.

De acuerdo a los presentado , Rodríguez Lachapel, era el principal sospechoso, de la muerte de la joven estadounidense según las autoridades judiciales con la  que tenía apenas   viviendo maritalmente cuatro meses de concubinato.

Se recuerda que tras cometer el crimen Rodríguez Lachapel huyó hacia San José de Oco, donde fue capturado cuatro meses después por la policía nacional, luego de una exhaustiva investigación de su paradero.

Familiares de la victima luego de la decisión del tribunal manifestaron su conformidad con la decisión de la justicia y argumentando que se hizo justicia con la condena de 30 años de prisión interpuesta al asesino de su pariente.

La joven evangélica trabajó por varios años en una universidad de Estados Unidos y se mudó hace aproximadamente hacia ocho años al país, en donde impartía clases de inglés.

Según las declaraciones hechas por los vecinos del Barrio Ralma al momento de la tragedia se escuchó que la pareja estaba discutiendo y que durante la madrugada se escuchó un estruendo y luego Rodríguez Lachapel escapó de la escena del crimen.

Había trascendido qué tanto, los familiares de la joven asesinada como las autoridades federales de Estados Unidos, habían puesto gran interés de que el acusado del crimen recibirá una condena ejemplar por el hecho cometido.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: