23 de mayo de 2024

 Rafael Castro 04 de julio 2022

Santo Domingo

El cónsul dominicano en Chicago Illinois, Estados Unidos, Elías de Jesús Brache Rivas declaró que no hubo ningún dominicano entre las víctimas del tiroteo ocurrido este lunes en esa ciudad estadounidense que dejó al menos seis muertos y 24 heridos durante el desfile por el Día de la Independencia de Estados Unidos.

 Brache Rivas, explicó que según los primeros informes preliminares que ha recibido el consulado dominicano en esa ciudad no ha recibido reportes de casos de dominicanos fallecidos o y heridos en el tiroteo.

“Gracias a Dios, hasta ahora no tenemos ningún reporte de nacionales involucrados en esos lamentables hechos” aseguró el diplomático, tras ser entrevistado vía telefónica por reporteros del VIAJERO DIGITAL.  

 El incidente ocurrió cuando se celebraba un desfile en conmemoración del día 4 de julio de la Independía, de EE. UU, aseguró el cónsul general de la República Dominicana en la ciudad de Chicago.

 Destacó que el tiroteo se registró en una zona residencial de personas de clase media alta en el que residen familias de descendencia judía muchos de ellos comerciantes.

 Indicó que la ciudad de Chicago Illinois, reside una nutrida comunidad de dominicanos de gente laboriosa, trabajadora muchos de ellos profesionales que se desempeñan en diversas actividades comerciales y cotidianas en esa ciudad estadounidense.

 El diplomático dominicano no descarto que el hecho pudiera estar relacionado con crímenes de odios, pero aclaró que todavía las autoridades estadounidenses del Estado de Illinois no habían establecido las causas reales del suceso.

  Precisó que tras el hecho en la ciudad se vivió una situación tensa de sonido de sirenas de ambulancias y de carros de la policía, transportando y dando asistencia a las personas que resultaron heridas durante el tiroteo.

 A pesar de esa situación, ya todo ha vuelto a la normalidad en principio estábamos un poco preocupado y eso le generó uno un poco intranquilidad, pero confiado en Dios de que él no protegerá y nos cubrirá siempre.

La persona sospechosa descripto por la policía como un hombre blanco de entre 18 y 20 años, escapó y es considerado «armado y peligroso».

Después del tiroteo los actos de celebración del 4 de Julio se suspendieron tanto en Highland Park, donde tuvo lugar el ataque, como en varias localidades de la zona.

Un testigo identificado como Michael, entrevistado por el canal WGN, dijo haber visto a un único tirador armado con un rifle «agachado y avanzando de manera metódica, casi militar».

 

 

 

About Author

Deja un comentario