Cónsul Nueva York, Eligio Jáquez solicita investigación con relación a muerte en la cárcel de dominicano

El Consulado General de la República Dominicana en Nueva York solicitó al Comisionado de Correcciones de esta ciudad una investigación sobre la muerte en la cárcel de Rikers Island del dominicano José Augusto Mejía Martínez.

El cónsul Eligio Jáquez instruyó al departamento de Asuntos Comunitarios para que proporcione ayuda legal y otro tipo de asistencia a Martha Iris Martínez y Silvestre Mejía, padres del occiso, quienes el pasado lunes visitaron la sede consular.

Mejía Martínez, de 34 años, estuvo en libertad condicional y el pasado 13 de mayo fue reingresado a Riker Island porque no cumplió con las reglas para mantenerse fuera del penal. Hace dos semanas, el joven fue encontrado inconsciente en su celda por el oficial George R. Vierno, quien solicitó una unidad de emergencias médicas que lo declaró muerto.

El Consulado indicó en un documento que «la trágica muerte de Mejía Martínez es el último ejemplo que subraya la importancia de la ley ‘Menos es Más’, recientemente aprobada y a la espera de que el gobernador Andrew Cuomo la promulgue».

Explica que el propósito de esa ley es abolir la detención obligatoria por infracciones no penales de la libertad condicional.

Jáquez recordó que previo a este caso, la transgénero dominicano Layleen Cubilette Polanco, cuyo nombre original de hombre era Daniel, que se identificaba como “Xtravaganza”, murió por negligencia médica en la misma cárcel, debido a un ataque de epilepsia en junio 2019, y se presentaron cargos contra varios oficiales y empleados del DOC.

«Los progenitores de Mejía Martínez vinieron a esta sede consular a presentar querella, ya que hasta ahora las autoridades no le han informado en las circunstancias en que murió su hijo y ni siquiera han podido ver el cadáver», declaró Jáquez.

Agregó que los padres también informaron que hasta la fecha no se ha ordenado una autopsia.

Un informe preliminar de las autoridades indica que Mejía Martínez murió de una supuesta sobredosis de droga mientras estaba en su celda.

Jáquez informó  que dispuso que se utilicen todos los mecanismos administrativos y legales para ofrecer apoyo moral a la familia del occiso.

«También hacemos gestiones ante el Ministerio de Relaciones Exteriores para el traslado del cadáver a la República Dominicana», indicó.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: