Abinader designa a Sonia Guzman, como nueva embajadora dominicana en EE.UU.

Santo Domingo, RD

La nueva embajadora dominicana en los Estados Unidos es hija del expresidente Antonio Guzmán Fernández, quien gobernó el país desde el 1978 hasta el 1982.

Don Antonio, como es popularmente conocido, cortó la época conocida como «Los Doce Años de Balaguer», un periodo sangriento de amplias represiones a contrarios políticos, que siguió luego de la Guerra de Abril.

Sonia Guzmán, que fue designada la tarde de este lunes por el presidente electo Luis Abinader como embajadora en los Estados Unidos, fue la secretaria de Estado de Industria y Comercio en el gobierno del presidente Hipólito Mejía y quien dirigió el equipo que negoció en tratado de libre comercio DR-CAFTA.

La nueva diplomática fue bibliotecaria luego de estudiar cuatro años en Medellín, Colombia, además de especializarse en administración escolar y ciencias políticas.

Sonia fue vicerrectora académica, vicerrectora administrativa financiera y vicerrectora ejecutiva en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM). Además, fue subsecretaria administrativa de la Presidencia en el Gobierno de su padre, teniendo tan solo 32 años.

Sonia Guzmán fue la primera mujer titular en la Junta Monetaria en el país.

Doña Sonia Guzmán es parte de la comisión de transición designada por Luis Abinader y durante largas semanas, en medio de la campaña presidencial, se barajó como uno de los posibles nombres para ser la compañera de boleta del hoy presidente electo.

Es la autora del libro «La intrahistoria del DR-CAFTA», donde en 195 páginas, la ex secretaria de Industria y Comercio ofrece su visión acerca de lo que fue el proceso de negociación previo a la firma del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Centroamérica.

La muerte de su padre

Antonio Guzmán Fernández, la madrugada del 4 de julio de 1982, 41 días antes de la entre­ga de mando a su sucesor en la presidencia, se sui­cidó de un disparo a la cabeza en el baño de su despacho.

En una publicación del 9 de julio de 2020, Listín Diario cita que el fenecido periodista Cé­sar Medina, que era autor de la columna Fuera de Cámara en este medio, escribió en 2017 que después de las elecciones de 1982 “Guz­mán cayó en un estado depre­sivo que no pudo superar, y el 4 de julio de ese mismo año, cuando sólo le faltaban 41 días para entregar el poder a su su­cesor Jorge Blanco, se dio un ti­ro en la cabeza en su despacho del Palacio Nacional”. Sus alle­gados afirman, según escribió Medina, “que lo abrumó la so­ledad del poder”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *