2 de diciembre de 2022

Un turista italiano denuncio que luego de llegar a República Dominicana, a pasar su vacacione junto a su esposa, el Departamento Nacional de Investigaciones DNI, ordenó a la Direcciòn general de Migración que este fuera devuelto a su país, alegando el organismo de seguridad que había encontrado una similitud de identidad de una persona que contra ella pesa un impedimento de entrada a ese territorio.

El extranjero Sergio Pavan, quien arribiò a Republica Dominicana, el pasado mes de octubre por el aeropuerto internacional de Punta Cana, procedente de Paris, en el vuelo 968 de la aerolínea Air France, dijo que fue conducido a una oficina de Migraciòn en esa terminal y que allí le comunicaron que contra el pesa un impedimento de entrada al país.

Pavan, explica en una comunicación enviada a EL VIAJERO DIGITAL que posteriormente lo llevaron a una oficina con acompañado de su esposa, donde el oficial de migración le informó, que estaba revisando lo que había sucedido en su caso.

El turista italiano manifestó que tras insistir sobre lo que estaba aconteciendo, le informaron que su nombre y apellido fueron reportados del Departamento Nacional de Investigaciones DNI, sin embargo, explicó que los oficiales de esas agencias no tenían ninguna información que coincidiera con la fecha de nacimiento, residencia y numero de pasaporte de su propiedad, con la persona que en ese momento ellos lo estaban confundiendo, sino una simple similitud de identidad.

 como su fecha de nacimiento A mi solicitud de explicaciones, me informó que mi nombre y apellidos fueron reportados, del DNI me enteré más tarde, pero no había más información, como fecha de nacimiento, residencia, números de pasaporte, etc.

Explico el ciudadano italiano Sergio Pavan, que luego de varias preguntas por parte de otros funcionarios de Migracicion y del DN en el aeropuerto de Punta Cana, les comunicaron que no podían precisar si la persona que tenía el impedimento de ingresar al país, era realmente èl.

 Sin embargo, explico, que pese a todo esto decidieron que tenía, que ser devuelto a su país y me introdujeron en el primer vuelo que salía Europa desde ese aeropuerto.

En su desesperación, dijo el turista italiano que logro contactar a las autoridades italianas en Repùblica Dominicana y hablar con el representante consular italiano en aquel país.

Mientras tanto, el representante consular ha enviado una comunicación al embajador italiano en su país y me ha invitado a ponerme en contacto con las oficinas del Ministerio de Asuntos Exteriores, que he copiado en el presente, porque el hecho es bastante grave, ya que en este momento todas las personas con mi nombre serán rechazadas.

La última vez que estuve en su país fue en diciembre de 2018 siempre en Punta Cana, de 16 a 23, y no hubo problemas, el único problema que tuve en diciembre de 2007 siempre en el informe del sistema, pero el funcionario del aeropuerto de La Romana había podido verificar en los archivos en papel que las fechas de nacimiento no coincidía, concederme acceso al país ocurrió más tarde otras veces siempre por razones turísticas de 9 o 10 días, preciso Sergio Pavan.

Explica en su misiva que a sugerencia del Ministerio de Relaciones Exteriores también recurrí a las autoridades policiales italianas, para verificar este informe a nivel de inteligencia internacional, y me dijeron que si realmente fuera yo quien tuviera problemas con la justicia, ni siquiera habría podido salir de Italia, e incluso ellos no entienden por qué además de la denuncia del nombre y apellido las autoridades dominicanas no han incluido otros datos de identificación, generando precisamente este desagradable inconveniente, que además de traerme un daño económico, no indiferente, y del que creo que nunca tendré indemnización, ni siquiera daño moral, mi esposa y yo queríamos celebrar nuestro 25 aniversario (esperamos 2 años debido a la pandemia) y en cambio nos vimos tratados como delincuentes al no solo haber sido devueltos, pero acompañado a la puerta del avión por la policía de aduanas y una vez aterrizamos en París encontramos a la policía francesa esperándonos, que a petición de la aduana de Punta Cana, descubrimos, tenía que asegurarse de que volvíamos a Italia.

Entiende que le gustaría tener respuestas, en primer lugar para saber si soy la persona «incriminada», y si es así me gustaría saber las razones, que no me han sido explicadas.

En tanto, dijo si no soy yo, me gustaría saber, ya que como parece que hay un error, o una falta de información por parte de sus autoridades, cómo puede evitar este problema en el futuro, si decide regresar a su país, que en este momento no lo voy a hacer nunca más, y sobre todo que no le pase lo mismo a otras personas con el mismo nombre, precisó el ciudadano italiano, Sergio Pavan.

Entiende que una vez reconocido que soy inocente, como estoy seguro de que soy, ya que no sé de qué se me acusa, no digo una indemnización por el daño económico que no es indiferente sobre 4000 o 5000 €, me pongo en contacto con un abogado para esto, pero al menos una disculpa oficial de su gobierno, que al menos mitigará parcialmente la decepción de no haber podido tomarse unas vacaciones largamente deseadas, y todo el tiempo perdido (50 horas entre aviones y aeropuertos no se los deseo a nadie, dijo..

Explico, asimismo, que también ha informado a los órganos de competencia italianos, para que aclaren el incidente, que ha sido juzgado por las autoridades italianas como un hecho muy grave, y que será tratado por las autoridades competentes, la Embajada de Italia en RD, el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio del Interior (previa notificación de la Policía Estatal italiana).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: