El gobierno de Estados Unidos deporta venezolanos ilegales

La Administración que preside Joe Bien ha respondido a la llegada de un número cada vez mayor de migrantes venezolanos con dos políticas controversiales que involucran vuelos a otros países y que han provocado críticas desde su propio partido.

Por un lado, ha comenzado a expulsar a Colombia a los venezolanos que recientemente cruzaron la frontera suroeste Estados Unidos de manera irregular, amparándose en una regla sanitaria por la pandemia de coronavirus conocida como Título 42, según lo anunció esta semana el Departamento de Seguridad Nacional.

Al mismo tiempo, Biden ha continuado con la política de deportaciones sigilosas a Caracas que instauró su antecesor, Donald Trump, y que él mismo criticó cuando estuvo en campaña en 2020.

Este último modo de operar –revelado por Noticias Telemundo Investiga- incluye vuelos de Estados Unidos a República Dominicana en los que agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas y migrantes detenidos viajan en vuelos comerciales, vestidos de civil, aparentando ser turistas.

Finalmente, los migrantes son enviados en otro vuelo de Santo Domingo a Caracas, donde deben enfrentarse a las autoridades de las que estaban huyendo en primer lugar.

Tanto las expulsiones a Colombia como las deportaciones a Caracas vía Santo Domingo terminan en la remoción del inmigrante en cuestión del territorio estadounidense. Sin embargo, se trata de procedimientos jurídicos distintos y tienen implicaciones muy diferentes para quienes llegan a padecer estos procesos. A continuación explicamos algunas de las diferencias más importantes.

¿Quién puede ser expulsado a Colombia?

Los migrantes venezolanos que están siendo trasladados a Colombia son aquellos que ingresaron a Estados Unidos irregularmente a través de la frontera con México y que además habían residido anteriormente en Colombia.

Debido a que México ha comenzado a limitar el número de migrantes que acepta de vuelta en su territorio, en particular de ciertos países, las autoridades estadounidenses han recurrido a vuelos a otros países.

Ya que numerosos migrantes venezolanos han residido en Colombia, las autoridades estadounidenses determinaron en acuerdo con las colombianas llevar a los migrantes expulsados de la frontera suroeste a ese país vecino de Venezuela.

Noticias Telemundo preguntó al Departamento de Seguridad Nacional cuál sería el criterio de las autoridades para determinar que un migrante había residido en Colombia, pero no obtuvo una respuesta por ahora.

El drama migrante venezolano ha escalado en los últimos meses. Solo en los primeros tres meses del año fiscal en curso casi 60,000 venezolanos han sido arrestados en la frontera sur, superando la cifra récord del año anterior..

¿Quién puede ser deportado a Venezuela?

En principio, cualquiera que tenga una orden de deportación emitida por un juez de inmigración. Sin embargo, el proceso difiere ampliamente del que se lleva con ciudadanos de otros países debido al estatus de las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela.

Porque Estados Unidos no mantiene relaciones diplomáticas con el Gobierno de Nicolás Maduro. Esto complica las tareas consulares y, por tanto, la deportación de los migrantes venezolanos a su país de origen.

Por esa razón es que las autoridades estadounidenses deben transportar a los migrantes a otro país, en este caso a República Dominicana y desde ahí son enviados de regreso a Venezuela.

Hay unos 4,500 venezolanos en centros de detención migratoria, según las autoridades consulares del país. Estados Unidos reconoce como representantes legítimos de Venezuela a los opositores de Maduro, encabezados por Juan Guaidó, y son ellos quienes se ocupan de los asuntos diplomáticos en Washington.

Según el director de asuntos consulares, Brian Fincheltub, las deportaciones son casos aislados en un contexto de numerosas llegadas de venezolanos a la frontera.

Sin embargo, quienes las han sufrido denuncian que se trata de un proceso sumamente opaco.

“Creíamos que no había deportaciones para venezolanos”, le dijo a Noticias Telemundo Investiga esta semana Carolina Esparza, madre de un inmigrante venezolano deportado a Caracas. “¿Por qué lo creíamos? Porque lamentablemente esas deportaciones son hechas de manera clandestina bajo la mesa, no se hacen públicas. Nadie lo sabe”, precisó.

Deportación versus expulsión

Una diferencia que se debe tener en cuenta es que no es lo mismo una orden de deportación que una expulsión expedita bajo el Título 42.

Los inmigrantes venezolanos que han sido enviados de vuelta a su país natal sí tenían una orden de deportación expedida por un juez de inmigración en Estados Unidos. Esto significa que debieron seguir un proceso legal a través de las cortes del país.

Dominicanos que naufragaron en Florida le pagaron miles de dólares a los coyotes que los abandonaron

Pero los venezolanos que están siendo enviados a Colombia no han pasado por ese proceso judicial en las cortes de inmigración. Porque han sido expulsados de manera expedita bajo el Título 42.

Se trata de una ordenanza de las autoridades sanitarias del país para reducir la propagación del COVID-19 a través de los migrantes que cruzan la frontera de manera irregular. Y le permite a las autoridades de inmigración removerlos del país sin que su caso sea atendido en las cortes. Defensores de los derechos humanos han criticado duramente esta política porque restringe en los hechos el derecho de todos los migrantes a solicitar asilo.

El Departamento de Seguridad Nacional informó que hasta el 27 de enero solo había enviado a dos migrantes venezolanos a Colombia, bajo el Titulo 42. Aunque advirtió que esta política continuaría en las semanas y meses venideros.

Venezuela o Colombia como destino final

Finalmente, para los miles de migrantes que se han visto obligados a dejar Venezuela, tener que regresar al país de donde salieron para escapar de la pobreza extrema o las autoridades del régimen represivo de Maduro, puede significar «una sentencia de muerte o tortura», en palabras del abogado de inmigración Elio Vázquez.

Es una situación particularmente difícil para quienes vieron rechazada su solicitud de asilo en Estados Unidos y ven obligados a enfrentarse a las mismas autoridades que los persiguieron u amenazaron antes de salir del país.

«Los recientes informes sobre la expulsión de inmigrantes venezolanos por parte de la Administración Biden a través de terceros países son extremadamente preocupantes. «Al continuar utilizando una de las peores políticas migratorias de Trump, esta administración le está dando la espalda a los inmigrantes que más necesitan nuestra protección», afirmó en un comunicado de prensa el senador Bob Menendez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores.

Los recientes informes sobre la expulsión de inmigrantes venezolanos por parte de la Administración Biden a través de terceros países son extremadamente preocupantes»

«Bajo el cruel régimen de Maduro, los venezolanos que son deportados se enfrentan a un futuro sombrío y en muchos casos sufren duras consecuencias por buscar asilo político en los Estados Unidos», agregó el latino de más alto rango en el Senado.

En su último reporte de derechos humanos, el propio Gobierno de Estados Unidos definió a Venezuela como “un régimen ilegítimo y autoritario” cuyos líderes y fuerzas de seguridad cometen “crímenes contra la humanidad”.

En concreto, el Departamento de Estado advierte de asesinatos arbitrarios, desapariciones forzadas, tortura y detenciones con riesgo de muerte, y acusan de ello a las autoridades policiales y políticas.  Fuente Telemundo.

Por otra parte, para aquellos que optaron por viajar a la frontera de Estados Unidos y México para solicitar asilo, su expulsión a Colombia los aleja miles de millas de esa posibilidad.

Luis Hernández Ojesto M.

Reportero de Noticias Telemundo Digital con sede en la Ciudad de México. Cubre  noticias de última hora, México, in migración y crimen.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: