El gobierno dominicano entrega en extradiccion a dos Estadounidenses acusados en PR de narcotrafico y homicidios.

 

 

Base Aérea de San Isidro

Santo Domingo

El gobierno dominicano entregó en extradición este lunes a dos ciudadanos estadounidenses, apresados en el país, que eran buscados activamente por autoridades federales de Estados Unidos, acusados de homicidios y narcotráfico, en la vecina isla de Puerto Rico.

Los presuntos narcotraficantes Vladimir Natera Abreu y Joset Jomar Rivera Verdejo, fueron trasladados por personal de la Procuraduría General de la República, y de la Dirección Nacional de Control de Drogas a la Base Aérea de San Isidro, donde fueron entregados a agentes federales de EE.UU.

En el proceso  de deportación participaron además funcionarios de la Dirección General de Migración, y agentes antinarcóticos quienes escoltaron a los reclusos hasta la Base Aérea de San Isidro, desde donde lo esperaba una aeronave militar.

En  medio de estrictas medidas de seguridad los imputados fueron introducidos a la aeronave que alzó vuelo pasadas las tres de la tarde de este lunes.

Se recuerda que las autoridades allanaron   durante  el pasado domingo la torre Gil Roma, del Ensanche Evaristo Morales, en el Distrito Nacional, donde residía Natera Abreu.

Antes, ambos habían sido arrestados en el Residencial Jardines de Costa Verde, kilómetro 12 de la carretera Sánchez, Distrito Nacional.

Estos son señalados por el Departamento de Justicia estadounidense como uno de los líderes de la narcobanda Fuerzas Revolucionarias de Cantera de Puerto Rico (FARC), además de ser considerado en República Dominicana como el mayor traficante de drogas de Puerto Rico.

De acuerdo con documentos de la mencionada institución, esta banda operaba desde por lo menos 2006, y tenía presencia en varias comunidades del barrio Santurce en San Juan, como el Barrio Obrero, El Guano, Playita, Calle William, Calle Once, Cantera y los Proyectos de Vivienda Pública Villa Kennedy, Las Casas, El Mirador y Las Margaritas.

Igualmente esta entidad indicó de que en caso de que tanto él como Rivera sean declarados culpables, podrían cumplir sentencias de por lo menos 15 años de cárcel, o incluso de prisión de por vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: