15 de julio de 2024

Cada vez que el equipo Triple-A Louisville sale al terreno, el dominicano Elly De la Cruz hace algo extraordinario. ¿Cuál es su secreto? Dormir, y mucho.

El octavo mejor prospecto del béisbol según MLB Pipeline realizó el viernes el tiro desde el cuadro interior más rápido (99.2 millas por hora) que se haya hecho este año en Triple-A o en Grandes Ligas. Luego, conectó un enorme batazo el sábado que salió a 116.3 mph, el segundo cañonazo más fuerte del año en Triple-A para ese momento.

Entonces, ¿qué hizo después?

Bueno, el bateador ambidiestro de 21 años se fue el martes de 4-3, con un jonrón desde cada lado del plato y un doble. Los tres balazos salieron a más de 116 mph, algo que nunca ha hecho siquiera un equipo entero de Grandes Ligas en un mismo partido en la Era de Statcast (desde 2015).

Olvídense de equipos. De la Cruz lo hizo él solo. La última vez que un conjunto estuvo cerca de hacerlo fue el 27 de abril del 2021, cuando Aaron Judge y Giancarlo Stanton conectaron imparables a 116.2 mph y 119.3 mph, respectivamente, por los Yankees.

“No sabía eso”, señaló De la Cruz. “Estoy contento de haber podido hacerlo. Pero tengo que seguir trabajando”.

De acuerdo con Statcast, De la Cruz pulverizó cada uno de esas bolas:

Doble en el 3er inning: 118.8 mph
Jonrón en el 5to inning: 116.6 mph
Jonrón en el 6to inning: 117.1 mph

Desde que regresó a la acción tras recuperarse de una lesión en el corva el 20 de abril, De la Cruz se ha visto brillante. Tiene un promedio de bateo de .284 y OPS de .929 en sus primeros 16 partidos de la temporada.

Luego de otra jornada en la que exhibió todo su talento, De la Cruz no veía la hora de continuar con su plan para después de los partidos.

“Ahora sí puedo dormir mucho”, señaló.

About Author

Deja un comentario