12 de junio de 2024

Fuente Nuevo Día. COM
Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) identificaron esta semana a Puerto Rico como una de las pocas jurisdicciones en Estados Unidos con alta transmisión comunitaria de COVID-19.
Utilizando una métrica sobre el nivel de infección en la isla, los CDC informan que en los últimos siete días se han reportado 32,108 casos nuevos, con una tasa de positividad que sobrepasa el 25% y el registro de 40 muertes. Además, se reportaron 45 hospitalizaciones por COVID-19 nuevas en esta última semana.
Los CDC desglosan la transmisión comunitaria en tres niveles: bajo (con el color verde), mediano (amarillo) y alto (rojo). El mapa de Puerto Rico se pintó este jueves de rojo, lo que indica alta transmisión.
Ante este panorama, los CDC recomendaron el uso de mascarillas en espacios cerrados y que la población y los visitantes al país se aseguren de tener sus vacunas contra el COVID-19 al día. También se le exhorta a las personas con síntomas sospechosos a hacerse la prueba diagnóstica del virus.
Según informa el CDC, el nivel de vacunación en personas de cinco años o más en Puerto Rico es de 86.5%. Justo esta semana el panel asesor de vacunación de los CDC recomendó la tercera dosis de refuerzo de la vacuna fabricada por la compañía Pfizer a menores entre cinco y once años.
“En los hospitales estamos tranquilos, con pocos pacientes COVID, pero la positividad e incidencia está altísima. De eso no hay duda”, comentó el doctor Miguel Colón.
El infectólogo indicó que ha recibido muchas llamadas en las últimas semanas de casos sospechosos y personas positivas al virus preguntándole qué deben hacer: si tomarse los antivirales, someterse al tratamiento monoclonal o esperar.
De las personas contagiadas que ameritan hospitalización, dijo, la mayoría son adultos mayores que han sido infectados por sus hijos o nietos. Ninguno de los pacientes que ha hospitalizado, comentó, se habían puesto la cuarta dosis.
“Esos son los que están cayendo en el hospital, los más vulnerables”, sostuvo.
De las personas más jóvenes contagiadas, dijo, los síntomas que ha visto son más fuertes que un catarro común y pueden durar dos a tres semanas enfermos.
«Estamos al ga

About Author

Deja un comentario