21 de mayo de 2024

  En República Dominicana se registran cada año unas 70 mil denuncias de violencia  intrafamiliar y de género, según reveló el director  del Centro  Conductual para Hombres, el psicólogo y terapeuta Luis Vergés.

De acuerdo con el especialista la ley que regula estos temas (la 24-97) se está aplicando correctamente, pero que el problema es que hay un desborde, ya que al año se reciben cerca de 70 mil denuncias de violencia intrafamiliar y de género.

En ese sentido, explicó que desde el 2008 el Centro Conductual para Hombres ha recibido por decisión de jueces a 45 mil hombres, con un promedio anual cercano a los 4,500 y todos los meses reciben un volumen de 200 casos nuevos.

Vergés, explicó que la violencia intrafamiliar y de género es el tema primario por el que envían a estos hombres, aunque admitió que en el proceso se descubren otros problemas.

“Estamos hablando de se producen cerca de 70 mil denuncias todos los años, y entonces tú tienes un país con un sistema garantista en el plano de la justicia”, dijo, al apuntar que otro elemento es que todas las leyes son constitucionales, por lo que las mismas deben aplicarse en el marco procesal, lo que hace el proceso “muy lento”.

A modo de ejemplo, señaló que “un crimen se planifica en un minuto, pero para procesar a esa persona hay que respetar normas procesales”.

Durante su participación en el programa Reseñas, que conducen los periodistas Rafael Núñez y Adelaida Martínez R,  añadió que la denuncia de una mujer no derrumba la presunción de inocencia por lo antes explicado, y que entonces la percepción ciudadana es la de que “tenemos un Ministerio Público lento y cosas así ¡y no!, es que hay normas procesales”.

Vergés compartió que desde ese espacio se ha creado una dinámica que incluso, muchos países no tienen, y que el mismo viene como una alternativa adicional al formato represivo que hubo para enfrentar la violencia.

“Ya no solo se castiga a la persona que incurre en este ilícito con cárceles, sino con educación”, manifestó el psicólogo y terapeuta Luis Vergés, quien explicó que se elaboró un currículo para entrenar a quienes califiquen, elemento que debe determinarlo un juez.

Programa dura de 6 meses a dos años, según el nivel de violencia

Detalló que es un programa psicoeducativo y terapéutico, donde se trabaja con el manejo del conflicto, identificación de deficiencias socioafectivas y emocionales; y de la forma que tienen de reparar el daño que han hecho con su violencia.

“Es un currículo que se desarrolla entre 6 meses a dos años, dependiendo del nivel de violencia que ellos generan”, detalló Vergés, quien añadió que el trabajo en el centro ha sido evaluado y se determinó que los hombres que han  terminado el programa no han incurrido en feminicidios, que es el primer objetivo.

Sostuvo que de hecho, la Procuraduría General de la República se anota puntos con este espacio, porque es una manera de disminuir el riesgo desde la autogestión del comportamiento.

Manifestó que el problema ha sido creer que la violencia debe manejarse desde afuera: desde un policía, un juez, un padre que da una pela, pero que al final llega un momento en el que como sociedad eso no puede hacerse sostenible, porque hace falta el autocontrol, el control emocional, los procesos internos donde la persona asuma las consecuencias de sus acciones.

Destacó el especialista que aunque se ha avanzado en el tema de la violencia intrafamiliar y de género, el mismo es complejo porque es de orden público, pero ocurre en un entorno privado, por lo que, en lo que el MP averigua quién dice la verdad, se ha empeñado en disminuir el riesgo.

Un poco más del 50 % de los feminicidios ocurren en AL

A propósito de la violencia generada durante la Semana Santa, donde se produjeron 5 feminicidios, Vergés dijo que  es necesario abarcar el contexto global, al destacar que República Dominicana pertenece a América Latina, que ocupa un 13.5 % territorialmente de la  población mundial, “y sin embargo en AL se produce un poco más del 50 % de todos los feminicidios que ocurren en el mundo.

Señaló que “eso significa que hay una tradición de distancia jerárquica de los hombres con relación a las mujeres; de una orientación de dominación y eso viene desde la época colonial y desde los mismos defectos de la democracia porque no tenemos una democracia perfecta”.

Manifestó que ese problema viene desde Estados Unidos, donde la palabra “mujer” no aparecía cuando hicieron la primera Constitución.

 En RD la mujer es víctima de una percepción de propiedad

El especialista señaló que todo eso, en la realidad dominicana se traduce en una cultura que ha aprendido en demasía la dominación y la conculcación de los derechos fundamentales de las mujeres.

“Las mujer sigue siendo víctima de una percepción de propiedad, sobre todo, se expresa más cuando el hombre tiene bajo nivel educativo y, si tiene alguna problemática de salud mental, lo complica más”, advirtió el psicólogo Vergés.

Manifestó que no se puede decir que lo que pasó en Semana Santa se debe a los problemas de salud mental “porque entonces desacreditamos a los enfermos mentales, porque la violencia

About Author

Deja un comentario