‘Irma’ provoca miles de evacuaciones en la República Dominicana

Más de 5.500 personas han sido evacuadas en República Dominicana a causa del poderoso huracán…

Más de 5.500 personas han sido evacuadas en República Dominicana a causa del poderoso huracán Irma, de categoría 5 -la máxima-, que ha provocado lluvias y fuertes vientos en el noreste del país, tras dejar atrás Puerto Rico.

Un comunicado del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) explicó que 3.002 de los evacuados fueron llevados a albergues oficiales y 2.526 a casas de familiares.

El ojo del huracán Irma se moverá hoy sobre el norte de la costa de la isla La Española (República Dominicana y Haití) y el sureste de Bahamas, tras haber dejado ya atrás Puerto Rico, ha informado el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de EE.UU.

Según el boletín del NHC de las 14.00 horas de hoy, el sistema se encuentra a 180 kilómetros al norte de Punta Cana (República Dominicana) y a 270 kilómetros al sureste de las Isla Gran Turca (Islas Turcas y Caicos). El «extremadamente peligroso» Irma mantiene vientos máximos sostenidos de 285 kilómetros/hora y se desplaza hacia el oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 28 kilómetros/hora.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) dominicana mantiene un aviso de huracán desde Cabo Engaño, próximo a Punta Cana, hasta la Bahía de Manzanillo (Montecristi), toda la costa del norte del país, y un aviso de condiciones de tormenta tropical desde Cabo Engaño hasta Pedernales, toda la costa meridional.

Irma ha disminuido sus vientos a 285 kilómetros por hora y diferentes localidades como Punta Cana, Samaná, Miches, La Romana, Hato Mayor y Santiago registran ráfagas de vientos de entre 35 y 75 kilómetros por hora, según la Onamet.

El intenso huracán incidirá en las próximas horas prácticamente sobre todo el territorio nacional y en las costas del norte y del este se registran también fuertes oleajes. De acuerdo con la Onamet, Irma continuará moviéndose sobre aguas del Atlántico al norte del país, por lo que el país continuará sintiendo las condiciones relacionadas con este poderoso huracán.

En la costa septentrional y zonas aledañas se experimentarán vientos huracanados, precipitaciones torrenciales y olas bastante anormales que incluso podrían generar inundaciones costeras. En las provincias ubicadas en el litoral sureño, el ciclón ocasionará condiciones de tormenta tropical.

El Gobierno dominicano, declarado en sesión permanente desde el lunes, ha adoptado varios planes de contingencia ante el paso de Irma, el huracán más poderoso que ha amenazado al país desde el paso de David en agosto de 1979.

Al menos 9 muertos en las islas del Mar Caribe

Ocho muertos en San Martín y daños devastadores en Barbuda que alcanzan los 100 millones de dólares, donde el 60 % de la población perdió sus hogares y falleció otra persona, es el balance provisional del paso del huracán Irma por las Antillas Menores, donde sus efectos fueron muy desiguales.

El lado francés de San Martín fue el gran perjudicado por el paso el miércoles por las pequeñas islas que conforman las Antillas Menores de Irma, donde en Anguila medios locales hablan de otro fallecido, aunque, de momento, no hay información oficial al respecto.

La información llega con cuenta gotas desde las islas debido a la destrucción, en algunos casos total, de las infraestructuras y comunicaciones, aunque las citadas San Martín y Barbuda se llevaron, con diferencia, la peor parte del paso de Irma, de categoría 5, la máxima, que en algunos momentos llegó a registrar en la región de las Antillas Menores vientos cercanos a los 300 kilómetros por hora.

Testimonios de personas que habitan la región recogidos por medios locales hablan de muros de edificios temblando, lo que provocó, en especial en San Martín y Barbuda, que viviendas menos consistentes se vinieran abajo en masa.

Los datos oficiales, pero de carácter provisional, indican que en San Martín hubo al menos ocho personas muertas y una veintena de heridos. Las infraestructuras quedaron además inutilizadas y el Aeropuerto Princesa Juliana terminó arrasado.

El primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, informó que tras un todavía balance provisional la situación en la segunda de las islas gemelas, Barbuda, es devastadora, con el 90 % de las construcciones destruidas, a lo que hay sumar la muerte de una niña.

Antigua, sin embargo, a pesar de los daños en infraestructuras, salió mucho mejor parada, aunque el computo general para ambas islas es de unas pérdidas de 100 millones de dólares. En San Cristóbal y Nieves se registraron graves daños en viviendas y edificios, caída de árboles y postes de las líneas eléctricas fueron derribados, aunque sin víctimas que lamentar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: