26 de febrero de 2024

La aerolínea portuguesa TAP obtuvo beneficios en 2022, antes de lo previsto en su plan de reestructuración, gracias a que el aumento de los ingresos y la reducción de los costes de personal compensaron la subida de los precios del combustible, según informó este martes la compañía.

TAP indicó que obtuvo un beneficio neto de 65,6 millones de euros (70,4 millones de dólares) en 2022, frente a una pérdida neta de 1.600 millones de euros un año antes.

En 2022, la aerolínea transportó 13,8 millones de pasajeros, frente a los 5,8 millones del año anterior y cerca del 81% de los niveles anteriores a la pandemia.

Actualmente TAP se está reestructurando en el marco de un plan de rescate de 3.200 millones de euros aprobado por Bruselas, que incluye la reducción de su flota, el recorte de miles de puestos de trabajo y la disminución de los salarios de la mayoría de los trabajadores. Según el plan, la aerolínea aspiraba a lograr resultados operativos positivos en 2023 y un beneficio neto anual en 2025…

About Author

Deja un comentario