Las autoridades indias elevaron a 18 los muertos en el accidente de un avión de repatriación que volaba de Dubái a Kozhikode.

Las autoridades indias elevaron este sábado a 18 el número de muertos en el accidente de un avión de repatriación que volaba de Dubái a la ciudad sureña de Kozhikode, que se salió de la pista en el aterrizaje, mientras decenas de pasajeros siguen hospitalizados.

“Por desgracia, 18 personas, incluyendo los dos pilotos, han perdido sus vidas. 127 personas siguen internadas en hospitales”, afirmó el ministro de Aviación Civil, Hardeep Singh Puri, a la agencia local ANI.

El ministro informó en Twitter desde el lugar del siniestro de que las cajas negras del avión han sido recuperadas.

Abdul Karim, el superintendente de Policía de la ciudad de Mallapuram, cercana al aeropuerto internacional de Kozhikode y a donde fueron trasladados parte de los heridos, dijo a Efe que al menos 18 heridos permanecen en estado crítico.

El suceso tuvo lugar la tarde del viernes, cuando el Boeing 737-800 de la compañía de bajo coste Air India Express, filial de la estatal Air India, se salió de la pista al aterrizar en el aeropuerto de Kozhikode.

En el avión viajaban 190 personas, incluyendo 174 pasajeros adultos y 10 menores.

El avión, que había intentado aterrizar sin éxito en dos ocasiones, sobrepasó la pista debido a la fuerte lluvia y se precipitó en una pendiente antes de partirse en dos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *