Los productores de vegetales de Ocoa no saben qué hacer con sus cosechas y las regalan a la gente

Los productores de vegetales de Ocoa no saben qué hacer con sus cosechas y en franca desesperación han empezado a regalarla y a usarla para alimentar a los animales para que no se pudran en los cajones.

Aseguran que han perdido más de tres millones de libras de tomates, un estimado de RD$30 millones, solo en El Pinar, una de las zonas de mayor producción de vegetales en invernaderos, eso sin contabilizar las perdidas de ajies, pepinos y otras hortalizas.

El productor Manuel Pujols manifestó que a pesar de que el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, aseguró que les apoyaría comprándoles sus cultivos, el precio de compra que ofrecen es casi una burla frente a los recursos que han invertido para sacar adelante la cosecha.

“El Gobierno mediante el ministro de Agricultura Osmar Benítez está ofertando pagar el tomate a RD$6.00 la libra y para nosotros producir 1 libra de tomate nos cuesta RD$8, además nos piden empacarlos en bolsas de 5 libras, llevarlos en cajas de cartón y transpórtalos, lo que nos parece una oferta irrisoria. Al final viene saliendo a RD$2 pesos la libra y producir una libra de tomate cuesta RD$8 pesos en invernaderos”, comentó Pujols a este diario.

“No vale la pena la oferta”, se lamentó el productor ocoeño indicando que ya han regalado  más de 600,000 libras de tomate y quien considera que el Gobierno debería comprarle la libra de tomates por lo menos a RD$10.00.

Otros productores afectados son los del municipio Sabana Larga de la misma provincia, quienes refieren preocupación por las significativas perdidas y las deudas adquiridas con entidades financieras.

Santiago de la Cruz, residente en Sabana Larga, testificó que ha perdido 150,000 libras de tomate y que no sabe con una deuda que asciende a RD$35 millones.

Desde hace unos días, en las redes sociales circulan videos de productores echándoles los vegetales a las vacas y otros quemando parte de la producción en vertederos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *