Luego de 60 años, el avión anfibio AAI G-111, vuelve a la cadena de producción

Según afirma Khoa Hoang, presidente de AAI, “El mercado mundial del Albatross G-111T es enorme y tiene el monopolio en su clase. No compite con aviones de pasajeros más grandes, sino que los complementa, por lo que es la plataforma perfecta para construir en Australia y reavivar nuestra capacidad de fabricación de aviones soberanos.”

La compañía ha comentado que la aeronave anfibia tendrá múltiples usos, como el transporte de pasajeros, la búsqueda y el rescate, la vigilancia costera y posibilidad de realizar muchas otras misiones.

El hidroavión HU-16 Albatross fue diseñado por Grumman para el ejército estadounidense y fabricado entre 1949 y 1961. Tras su retirada en la década de 1980, muchos aviones se convirtieron en una variante civil, el G-111.

AAI pretende producir una variante mejorada del G-111. Según la compañía, contará con una nueva aviónica digital y motores turbopropulsores Pratt & Whitney Canada PT6A-67F, que sustituirán al motor de pistón radial Wright R-1820-76A original del modelo.

Hoang añade posteriormente, “ya estamos trabajando en tecnologías de próxima generación para producir nuevas variantes, como el Albatross con motor híbrido de cero emisiones e incluso una variante ampliada de 44 plazas.”

La AAI también reveló que colaborará con varias empresas aeroespaciales destacadas de Australia. Por ejemplo, Heat Treatment Australia y Nupress Group, empresas que participan en la fabricación de trenes de aterrizaje para el avión de combate F-35, trabajarán en el tren de aterrizaje del G-111T.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: