26 de febrero de 2024

El  Primer Tribunal Colegiado condenó a 30 años de prisión a un padrastro que quemó las manos de su hijastro de siete años de edad y a la madre del infante, por no reportar lo sucedido a las autoridades correspondientes.

El hecho criminal ocurrió en el año 2021, cuando el agresor quemó las manos del infante, debido a que este se chupaba uno de sus dedos, acción en la que la madre actuó en complicidad y encubrió.

Los jueces dispusieron que Canela Cordero cumpla la sentencia en la Penitenciaría Nacional de La Victoria y la madre en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres en San Cristóbal.

La Procuraduría Fiscal de Santo Domingo Este y Nort , que preside la magistrada Elizabeth Esperanza Rodríguez Espinal e integran los jueces Flor E. Batista Polo y José Leonel Asencio Quezada, en contra de Joan Alexander Canela Cordero y la madre del niño, nombre que se omite para preservar la identidad del menor, víctima de la agresión.

Durante el juicio el Ministerio Público, representado por los fiscales Jonathan Eusebio y Zayra Soto, demostró a través de pruebas testimoniales, periciales, procesales y documentales, que, con sus acciones en contra del menor de siete años, los procesados violentaron los artículos 303, 303-1, 303-4, 309-1, 309-2 y 309-3, del Código Penal Dominicano.

 

About Author

Deja un comentario