República Dominicana se prepara para estar limpia en tierra y en el aire

El cambio climático en la mira de la aviación comercial. El tema no es nuevo. Pero si sigue siendo tomando en consideración el hecho que la República Dominicana se encuentra inmersa en seguir adecuando los distintos renglones que interactúan a favor del crecimiento que experimente el transporte aéreo en aspectos fundamentales de actualidad como lo es contribuir a la conservación del medio ambiente ante la amenaza latente del cambio climático.

La toma de conciencia de la problemática es una tarea cotidiana como cualquier otra y quizás más allá.

Nuestro país, moviliza un significativo tráfico aéreo anualmente y las operaciones de aeronaves siguen en crecimiento.

2018.-El flujo de pasajeros movilizados en la República Dominicana en el primer semestre del presente año supera los 7.5 millones registrando de esta manera un incremento en relación a los seis primeros meses del 2017.

De acuerdo a los datos ofrecidos por el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), el país registró la movilización 7,584,070 pasajeros a través de sus aeropuertos internacionales en este año.

El flujo internacional de pasajeros vía aérea desde y hacia República Dominicana

alcanzó en el año 2017, una cifra record, ingresaron al país 6,835,259 pasajeros, mientras que las salidas registraron 6,935,292 para un total de 13,770,551, representando un crecimiento absoluto de 637,708 y relativo de 4.9% respecto al año 2016.

En este año 2018, empresas aéreas comienzan a recibir las primeras unidades de aeronaves como el A320 Aviones amigables con el medio ambiente

Tradicionalmente el sector de la aviación ha concentrado sus esfuerzos en temas de seguridad operacional y física. Actualmente, eso ha cambiado elocuentemente, los aspectos de seguridad operacional y de medio ambiente se encuentran en mayor medida interrelacionados, y esto obliga a que los profesionales de este sector deban tener un mayor conocimiento de la regulación y de los efectos medioambientales.

Es un norte la reducción de emisiones contaminantes.  Y la optimización de energía; así como la disminución del ruido. Todo ello, con la finalidad de lograr eficiencia energética en todos sus procesos, que además de dar cumplimiento a la normativa internacional y a las políticas ambientales del estado, les permita ahorrar costos y maximizar acciones en pro del medio ambiente.

Volar daña seriamente al medio ambiente, esa es la creencia y se habitúa al tráfico aéreo como causante de un enorme daño al medio ambiente. Las emisiones producidas por las aeronaves se han incrementado, pero hay expertos que creen que es posible reducir esos efectos. El avión es un medio de transporte que sigue ganando popularidad, ya sea para viajes de negocios o de placer. Y expertos predicen que el tráfico aéreo se duplicará en las siguientes dos décadas.

Esto, debido a que el sector de la aviación es responsable de cerca del 2,5 por ciento de las emisiones de CO2 a nivel mundial. Las emisiones que son causadas por los aviones son aún más dañinas, debido a que además de dióxido de carbono incluyen óxido de nitrógeno, azufre, humo y vapor de agua. A su vez, el óxido de nitrógeno forma ozono troposférico, que es especialmente perjudicial para el medio ambiente.

DATO.-En realidad, esa evolución de los años conllevó a tomar la medida luego de un estudio de impacto medioambiental de la actividad aeronáutica, se creó el Comité sobre las Emisiones de los Motores de las Aeronaves (Committee on Aircraft Engine Emissions – CAEE), de la Organización de Aviación Civil Internacional, OACI, cuyo trabajo tuvo como resultado modificaciones significativas a uno de los 19 Anexos al Convenio de Chicago, que data desde el 1944, del cual Republica Dominicana es signataria.

Se realizaron cambio al Anexo 16, el cual pasó a denominarse “Protección del Medio Ambiente”, y al que se le incorporó el Volumen II: Emisiones de los Motores de las Aeronaves. Es decir, posteriormente, se unificaron el CAN y el CAEE para conformar el “Comité sobre la Protección del Medio Ambiente y la Aviación” (Committee on Aviation Environmental Protection – CAEP), el cual hasta la actualidad asesora al Consejo de la OACI acerca de la protección medioambiental y la calidad del aire en relación a la actividad aérea, a fin de mitigar los factores que contribuyen al Calentamiento Global.

IDAC. – Recientemente la República Dominicana, a través de su organismo de  supervisión y control de la aviación civil como lo es el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), celebró un importante evento en Punta Cana al Este del país, donde se pudo comprobar el sitial en que se encuentra el país entre las primeras naciones del hemisferio, junto a Trinidad y Tobago, de formar parte del Esquema de Reducción y Eliminación de Carbono de la Aviación Internacional (Corsia, por sus siglas en inglés), un planteamiento de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para reducir las emisiones de carbono (CO2) de la industria aeronáutica.

Funcionarios del IDAC, desempeñaron un gran papel en el conclave, denominado “ IV seminario sobre creación de capacidad para la mitigación de CO2 proveniente de la aviación civil internacional, el director general del IDAC, Dr. Alejandro Herrera y Luis Bautista, subdirector y director de Gestión de Política Medioambiental del IDAC, sobre los pasos concretos que se están dando para lograr una aviación libre de contaminación con aeropuertos verdes y políticas de concienciación ciudadana en todas las terminales y operaciones aéreas.

Desde hace cuatro años el Instituto Dominicano de Aviación Civil, IDAC, dio inicio a acciones concretas para contribuir con la mitigación del COD proveniente de la Aviación Civil Internacional, dentro del proyecto conjunto de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la Unión Europea.

En el seminario internacional que se celebró del 12 al 13 en Punta Cana participaron representantes de Trinidad y Tobago, Haití, Panamá, Guyana y República Dominicana, así como de organismos como la Unión Europea, la OACI, Caribbean Airlines, Cassos, FAA, Unctad, ICF, I’OFNAC, entre otros.

El Fondo en Defensa del Medio Ambiente (FORSA) estima que en 2021 el programa ayudaría a reducir 65 por ciento de las emisiones de la industria, mientras que para 2027, año en que el programa se vuelve obligatorio, la reducción alcanzaría el 75 por ciento de las emisiones.

Cualquier detalle te hace perder el vuelo. -La seguridad y el factor tiempo sigue siendo considerado vital en el negocio del transporte aéreo. Por eso es habitual el énfasis que hacen las aerolíneas cumpliendo con los requisitos de los organismos internacionales como la OACI y la TSA a cada pasajero, sobre todo, cuando se trata de empacar las maletas, en tamaño y contenido y actualmente el pequeño bolso de manos. Se de una amiga que tenía en encomienda entregar un celular a otra persona en su lugar de destino y jamás pensó que el simple hecho de que el dispositivo tenía dos imanes que activaron los censores de las máquinas de rayos equis, fue requerida para inspección lo que le provoco demora para llegar hasta el área de abordaje y termino perdiendo vuelo y como opción tuvo que tomarlo otro al día siguiente. Así de sencillo. Diariamente se registran todavía que muchas personas se les olvida los artículos que tienen que llevar tanto en el equipaje de manos como el que va a la barriga del avión.

TSA. – El pasado 30 de junio, la Administración de Seguridad de Transportes (TSA por sus siglas en inglés) inicio la implementación de nuevos requerimientos para polvos en los equipajes de mano en vuelos internacionales hacia los Estados Unidos. Y para la cual el viajero debe saber: Las aerolíneas como American Airlines recomiendan a los clientes que pongan sus sustancias en forma de polvo de más de 12 onzas/350 ml –aproximadamente el tamaño standard de una lata de soda- en sus maletas registradas. Las sustancias en polvo son descritas como partículas secas finas producidas por la desintegración, aplastado o molido de sustancias sólidas (por ejemplo: harina, azúcar, café molido, especias, leche en polvo y cosméticos. Ciertas sustancias en polvo serán exoneradas de revisiones adicionales, incluyendo fórmulas para bebés, polvos medicinales y restos humanos. Bueno la aviación comercial sigue su curso desafiante al progreso tecnológico. Hasta pronto. Yolandatapia110810@hotmail.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *