22 de mayo de 2024

Será este lunes 15 de abril, a las 9:00 de la mañana, que se presentará ante los jueces de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia, con fines de extradición, el ruso identificado por las autoridades dominicanas como Sergei Berezin y/o Paul Bergholts y quien es señalado como el líder de una organización delictiva que actuó en 35 países y cometió estafa por más de 645 millones de euros a través de inversiones en plantas de cannabis de uso medicinal.

Sergei Berezin y/o Paul Bergholts, quien era perseguido por las autoridades europeas, fue apresado en un complejo turístico en Bayahíbe, en la provincia La Altagracia, detalló el Ministerio Público de República Dominicana, luego de que la Policía española diera a conocer el arresto el sábado.

Las autoridades dominicanas informaron que, atendiendo a una solicitud de Asistencia Jurídica Internacional, realizada por las autoridades judiciales de España, se ha brindado apoyo a una investigación liderada por la Policía Nacional española, con la colaboración de Europol, Eurojust y agentes de otros países como Estados Unidos y el Reino Unido.

Los demás acusados de pertenecer a la organización criminal han sido arrestados en España (2), Alemania (2), Reino Unido, Letonia, Polonia, Italia.

Según la agencia EFE, que se hizo eco de la nota de la Policía española, el modelo de negocio de la red consistía en utilizar el capital transferido de los inversores a los socios cultivadores para financiar la cría de plantas de cannabis; una vez hecha la cosecha, se vendería el producto y la plataforma recibiría una parte del beneficio que, posteriormente, devolvería al inversor.

Con este sistema se prometía a las víctimas beneficios de entre el 70 % y el 168 % al año, según la especie de cannabis.

Además, para facilitar la captación de clientes y ofrecerles confianza, la plataforma contaba con oficinas físicas de información al inversor en ciudades de Europa (Valencia, Berlin, Zúrich, Ámsterdam y Lisboa).

Sin embargo, agentes españoles comprobaron que los fondos captados no se reinvertían totalmente en cannabis medicinal, sino que parte se destinaba a pagos parciales a las víctimas, otra porción al marketing y una gran parte al enriquecimiento de los investigados.

La mayor parte del dinero de los inversores se ocultaba con un complejo entramado de cuentas bancarias, sociedades pantalla y testaferros de Europa del Este.

En una comunicación de prensa, el Ministerio Público dominicano informó que, durante los registros, se incautaron DOP$922,800.00, USD$33,310.00, 880.00 €, 105 leu romano, 300 dírhams y 26,100 rublos en efectivo, así como varios cargadores para pistolas, con capacidad para 31 cápsulas calibre 9mm.

También, se le ocuparon a Sergei Berezin y/o Paul Bergholts múltiples pasaportes con información, presumiblemente, falsa, dispositivos electrónicos y una yipeta marca Tahoe, además de varias porciones de un vegetal verde, presumiblemente, marihuana.

Igualmente, fueron incautadas varias criptomonedas, incluyendo Bitcoin, USDT, TRX y Ethereum, por un monto aproximado de USD$55,996.86.

La operación contó con la participación de más de cincuenta efectivos de la Policía Nacional, incluyendo unidades tácticas SWAT y Lince, Boina Gris, miembros de la Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim), de la Unidad Canina K-9, y de expertos en desarme de explosivos.

 

About Author

Deja un comentario