Solicitan al presidente Joe Biden levantar las saciones de EE.UU contra Cuba

Washington, 16 feb (Prensa Latina) Una organización con sede en la capital norteamericana, denominada Cuba Study Group (CSG), pidió hoy al presidente Joe Biden promover el levantamiento de las medidas que conforman el bloqueo de Estados Unidos contra la isla.
El CSG llamó además al jefe de la Casa Blanca a ordenar una revisión inmediata de la redesignación de Cuba como uno de los estados que según Washington patrocinan el terrorismo, y una vez más renunciar al Título III de la Ley Helms-Burton— como vía para iniciar el mejoramiento de los nexos bilaterales.

Los integrantes de la organización, que son líderes empresariales y jóvenes profesionales cubanoamericanos residentes en Estados Unidos, pidieron al Ejecutivo estadounidense actualizar y restaurar la Directiva de Política Presidencial de 2016 titulada Normalización Estados Unidos-Cuba, aprobada por el presidente Barack Obama.

La organización, autodefinida como un ente sin fines de lucro y no partidista, llamó al jefe de la Casa Blanca y sus asesores a generar ‘el espacio político necesario para que el Congreso levante las sanciones unilaterales’ impuestas desde hace casi seis décadas a la nación caribeña.

Los realizadores del documento aconsejan a la administración Biden modificar la política tradicional de Washington de ‘cambio de régimen’, rechazada por las autoridades de la isla, para intentar el derrocamiento del Gobierno de La Habana.

Estados Unidos y Cuba deben esforzarse por blindar los avances logrados contra los ciclos políticos impredecibles posteriores, añade el estudio, pues el progreso solo se logrará a través de disposiciones que generen el espacio necesario para que el Congreso elimine dichas restricciones.

Las propuestas presentadas por el CSG a la Casa Blanca se producen apenas un mes después de la toma de posesión de Biden, quien prometió cambiar la política desarrollada por su antecesor, Donald Trump.

Durante el mandato del gobernante republicano (2017-2021) se arreciaron a niveles inéditos las sanciones unilaterales contra Cuba.

Entre los pretextos más significativos expuestos por Trump para sabotear el curso hacia la normalización instaurado entre La Habana y Washington durante la administración Obama, están los supuestos incidentes de salud o ‘ataques sónicos’ contra sus diplomáticos en Cuba.

Tales falacias quedaron confirmadas en un informe del Departamento de Estado norteamericano, desclasificado recientemente, que ratifica la falta de pruebas para vincular a Cuba con los ‘misteriosos padecimientos’ que afectaron a los funcionarios estadounidenses.

Las autoridades cubanas han reiterado en numerosas ocasiones que el bloqueo económico, comercial y financiero de Washington contra la isla caribeña es el principal obstáculo hacia el comienzo de un proceso de normalización de los nexos bilaterales.

El gobierno de la isla rechaza además, según declaraciones de sus principales funcionarios, cualquier condicionamiento lesivo a la soberanía de la isla que imponga el Ejecutivo estadounidense como paso previo a cualquier mejoramiento en los vínculos entre La Habana y Washington.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: