12 de junio de 2024

Por: Rafael R. Ramírez Ferreira

Solo puedes proteger tus libertades

en este mundo, protegiendo la de

los otros hombres. Solo puedes

ser libre, si yo soy libre.

  1. Darrow.-

Pienso que una gran mayoría de las personas y más, aquellas a las cuales se les asignan funciones con el fin de perpetuar y acrecentar las buenas costumbres y las cosas que aseguran la continuidad y progreso de las cosas, desconocen que la peculiaridad mayor en cada una de nuestras vidas, es lo efímero en todo; las alegrías y las penas; la salud y las enfermedades y que solo tienen alguna perpetuidad las buenas obras que se ejecutan cuando les toca a cada quien, porque en la realidad, lo único perpetuo encima de esta tierra que conocemos, es la muerte.

Esto viene a colación, porque la semana pasada estuvimos tratando el tema que más está de moda -hasta por encima de la guerra rusa-ucrania- y es, la famosa reforma policial.

Considero que, cualesquiera que sean los planes elaborados y que pueden ser llevados a su ejecución, no serán fáciles, pero si traumáticos para muchos, ya que, por igual, lo son los intereses internos que por décadas han impedido que estos se lleven a cabo en una combinación maldita entre miembros de la institución, los políticos y los proveedores comerciales.

Es un símil de otro problema que por igual se ha generado, pero más calladamente, aunque perverso y corrupto como este, que es el tema de los deportes y la manipulación de atletas con su nacionalidad, llevada a cabo por regentes del mismo, a quienes les ha importado un bledo la Nación y ostentosamente proclaman y publicitan una nacionalidad dominicana inexistente, pero ese es un tema de otro costal y mucho más peligroso, ya que implica a las FF.AA en el mismo asunto, donde los primeros las involucran permeando su estructura con la inclusión de esos atletas dentro de las filas, cual si fuera -que ya así lo es- la norma, donde todo esto se ha producido por la corrupción y perversión en el malogrado proyecto que lleva por nombre Circulo deportivo de las FF.AA.

Y, no me parece que haya que esperar algún tipo de milagro para solucionar este problema, como lo ocurrido -según la creencia de muchos- que nos caiga el gran trueno de Yahvé, que habría provocado la derrota de los filisteos en un lugar sagrado de Israel. No, no necesitamos milagros, siquiera rezar para salir de este atolladero de seguridad que ha permanecido mancornado con el pueblo por tanto tiempo, ya que no son nuestros miedos y erradas percepciones, sino, nuestras realidades ciertas y reales.

Reitero que este tema es largo, viejo y peliagudo por lo que habrá que continuar hablando del mismo por mucho tiempo, ya que, la causa principal del hacer dejar pasar es un ingrediente fundamental para cocinar lo que hoy estamos consumiendo. Asistimos hoy a una situación poco comentada pero que está ocurriendo y que llama la atención de pocos.

Este tigueraje es tan proclive a imitar las cosas malas de otros lares, que es harto sospechoso el ver cómo están sucediendo hechos muy similares a las atrocidades criminales que se han estado dando en los Estados Unidos. ¿O no?

Tampoco podemos dejar de lado, hacer la comparación entre la situación actual de la república de El Salvador y la nuestra, donde hoy se lleva a cabo una guerra contra el bandidajeque, por décadas, y debido a las actitudes políticas y de las fuerzas del orden, se ha cobrado tantas vidas inocentes cuya cuantía esinimaginable. Y es que entre ellos y nosotros existen dos puntos clave en esta lucha contra el pandillaje.

Nos referimos a la voluntad política de un presidente -la cual,por suerte, también compartimos- y la Fuerza bien entrenada para ejecutar esa voluntad, aunque esto último no la poseemos. Y cada vez que tengo que decir esto, desde hace bastante tiempo, lo hago con una voz casi gemebunda acosado por la impotencia de continuar viendo lo mismo. ¿Continuamos? ¡Quizás! ¡Sí señor!

 

 

About Author

Deja un comentario