23 de mayo de 2024

24 de mayo 2022

Fuente El País

Un tiroteo en una escuela primaria de Uvalde, en el centro de Texas, ha dejado al menos 15 muertos, entre ellos 14 estudiantes y un profesor, según informó el gobernador de ese Estado, Greg Abbott, quien aseguró en una rueda de prensa que el atacante, un joven de 18 años al que identificó como Salvador Romas, también ha perdido la vida.

Según el relato de Abbott, Romas llegó a la escuela con una pistola y se cree que también podría llevar un rifle y “disparó y mató, de manera horrible e incomprensible” a más de una docena de niños y un profesor.

El ataque se ha registrado la mañana del martes en el centro educativo Robb, a donde se desplazó la policía rápidamente. Las autoridades de la ciudad de 16.000 personas informaron de la detención de un sospechoso, pero no han explicado por el momento su papel en el incidente. Tampoco se han especificado las edades de los fallecidos

. Un adulto y un menor han sido trasladados a un hospital de la ciudad de San Antonio, a 140 kilómetros de distancia, para ser atendidos de heridas graves.

Las autoridades del Distrito Escolar, el órgano que rige los centros educativos, había enviado una alerta a todas las escuelas de la región para elevar al máximo los protocolos de seguridad

. Los encargados habían pedido a los padres de familia que no se acercaran a la zona hasta que la policía pudiera controlar la situación. El sospechoso fue detenido media hora después de que se informara que había un tirador en el edificio.

Minutos después, la policía informó que había detenido al tirador. Los estudiantes del centro estaban siendo trasladados a un edificio colindante, para reunirse con sus familias

. Las autoridades locales, no obstante, pidieron inicialmente a los padres no pasar al centro cívico a recoger a los menores inmediatamente porque consideraban que la emergencia no había terminado. “Serán notificados cuando puedan hacerlo”, informaron en Facebook.

El suceso coincide con la publicación de un informe que revela que los tiroteos se han multiplicado en Estados Unidos durante 2021. Un conteo del FBI, la agencia federal de investigaciones, indica que el año pasado se registraron 61 episodios de este tipo. Estos habían sido 40 en 2020.

Los tiroteos dejaron el año pasado 103 personas fallecidas y otro centenar más de heridos. Estas cifras no contemplan a los perpetradores. Uno de cada cinco situaciones en las que hay un tirador activo deriva en un tiroteo masivo en el que al menos tres personas pierden la vida.

 

About Author

Deja un comentario