13 de junio de 2024

Ocurrió en Massachussets, cuando el pescador Michael Packard buceaba para buscar langostas. Estuvo dentro de la boca del cetáceo durante al menos 30 segundos, hasta que el animal decidió lanzarlo

Es una historia a lo Pinocho, que podría considerarse una inocentada si no resultara creíble para los expertos en cetáceos: una ballena jorobada “se tragó” el viernes a un pescador de langostas de Massachusetts (Estados Unidos) y luego lo escupió sano y salvo, y capaz de contar su aventura.

“Hola a todos, quiero aclarar lo que me sucedió hoy”, escribió el pescador Michael Packard, de Provincetown, a unos 200 km al este de Boston, luego de que su historia fuera recogida por el diario local, el Cape Cod Times.

Buceaba para buscar langostas cuando una ballena jorobada intentó comerme. Estuve dentro de su boca cerrada durante 30 a 40 segundos, antes de que emergiera a la superficie y me escupiera. Tengo moretones por todos lados pero ningún hueso roto. Agradezco a los salvavidas de Provincetown por sus cuidados y ayuda”, contó Packard.

“Luego caí en la cuenta, oh, Dios mío, estoy en la boca de una ballena… y está intentando tragarme”, comentó. “Pensé, bueno, este es el momento, voy a morir”, agregó, al tiempo que aseguró haber pensado en su esposa e hijos.

Buceaba para buscar langostas cuando una ballena jorobada intentó comerme. Estuve dentro de su boca cerrada durante 30 a 40 segundos, antes de que emergiera a la superficie y me escupiera. Tengo moretones por todos lados pero ningún hueso roto. Agradezco a los salvavidas de Provincetown por sus cuidados y ayuda”, contó Packard.

“Luego caí en la cuenta, oh, Dios mío, estoy en la boca de una ballena… y está intentando tragarme”, comentó. “Pensé, bueno, este es el momento, voy a morir”, agregó, al tiempo que aseguró haber pensado en su esposa e hijos.

 

About Author

Deja un comentario