Varios heridos en Haití dejan nuevas protestas para exigir la dimisión de Moise

Haití vivió este lunes una nueva jornada de tensión en la que varias personas resultaron heridas en la capital cuando la Policía lanzó gases lacrimógenos y utilizó munición real para disolver una protesta en las inmediaciones del Palacio Nacional pidiendo la dimisión del presidente Jovenel Moise.

La ciudad de Puerto Príncipe había amanecido tranquila pero, según ha ido avanzando el día, el ambiente en las calles ha ido caldeándose y sobre el mediodía ha comenzado el bloqueo de calles y la quema de neumáticos en diversos puntos de la ciudad, según pudo constatar Efe con diversos testigos.

Al mismo tiempo, personas no identificadas han hecho cundir el pánico en diferentes puntos de la capital al disparar con armas automáticas.

Las protestas para exigir que Moise abandone el poder se siguen produciendo en Puerto Príncipe, Los Cayos, Saint Marc, Gonaives o Cabo Haitiano, entre otras ciudades, a pasar de que el primer ministro instó una vez más este domingo a que las cosas vuelvan a la normalidad en el país.

Moise ha manifestado que no tiene ninguna intención de abandonar la Presidencia, a pesar de las reiteradas manifestaciones violentas que se vienen registrando desde el 9 de junio, cuando miles de personas salieron a las calles de Puerto Príncipe y de otras ciudades del país para exigir la dimisión del presidente.

La protestas comenzaron días después de que la Corte Superior de Cuentas emitiera un informe que involucra a una empresa de Moise en el supuesto manejo irregular de fondos de Petrocaribe, mediante el cual Venezuela suministra petróleo a Haití a precios blandos.

El pasado 31 de mayo, la citada institución envió al Parlamento su informe final sobre la investigación que hizo de los supuestos actos de corrupción relativos al manejo de los fondos del programa Petrocaribe.

Según detalles conocidos por la prensa, la investigación desveló que la compañía Agritrans del presidente haitiano recibió millones de dólares para la ejecución de varios proyectos pero no los ha llevado a cabo.

Asimismo, el texto revela que al parecer existe una red de funcionarios dentro del Gobierno que gestiona la obtención de contratos para amigos del expresidente del país Michel Martelly y para el ex primer ministro Laurent Lamothe.

El informe de la Corte Superior de Cuentas califica de «grave» la manera en que varios Gobiernos han gastado más de 2.000 millones de dólares de los fondos de Petrocaribe entre 2008 y 2016, la mitad de los recursos generados por el programa durante ese período.

Compártelo con un amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *