13 de junio de 2024

Rafael Castro 08 de julio 2022

   Santo Domingo

. Luego de 43 años instalado en la parte frontal del aeropuerto Internacional de Las Américas, dedicado a las ventas de periódicos y revistas, Francisco González Sosa acaba de recibir una advertencia de la dirección de Aeropuertos Dominicanos XXI Aerodom, de que tiene hasta el día 15 para desalojar el área.

González Sosa se lamenta que una ejecutiva de la empresa la advirtió que dentro del plazo establecido tenían que recoger todas sus pertenencias y dejar el lugar en el que estuvo desde el año 1979 vendiendo los periódicos impresos y revistas diversas.

“Yo no sé a hora de qué modo me voy a ganar el pan de mi familia, porque como usted se imagina a mi edad ya ninguna empresa me contrata para trabajar” se quejó don Francisco, quien es muy conocido en entre el personal del aeropuerto Las Américas.

En realidad, no era que nosotros ganábamos muchos dineros con las ventas de los periódicos y las revistas, pero por lo menos nos daba para comer, aunque fuera malmete con la familia.

Explicó que en numerosas ocasiones la gente de Aerodom lo movieron hacia diferentes espacios del aeropuerto, alegando de que la casilla donde vendíamos el material creaba un aspecto negativo a las instalaciones del aeropuerto ante los visitantes.

Cuando me dijo que teníamos hasta el día 15 es decir, siete días para salir del espacio le pregunte si me darían alguna compensación económica por los años que es tenido trabajando en el aeropuerto me dijo que Aerodom no le daba dinero a nadie.

Acongojado y triste por su situación, acudió al área de prensa del aeropuerto en busca de esperanza de que su problema salga a la luz pública y que, desde el gobierno, el presidente Luis Abinader o la Primera Dama, Raquel Arbaje se compadezcan su difícil situación.

Mi esperanza ahora es que el presidente Abinader me ayude con una pensión para poder sostener a mis hijos y nietos porque no tengo ningún recurso económico en el que me pueda sostener” aseguró el señor Francisco González Sosa.

González Sosa de 76 años, relato que está enfermo y operado y que  durante todos esos años se ha ganado el sustento de su familia vendiendo periódicos y revistas en el AILA, y que ahora, de repente le dicen que tiene que irse a su casa en un breve tiempo.

visiblemente, afligido y con lagrima en sus ojos por la noticia que acababa de recibir dijo, que le mandaron a decir que el día 15 del presente mes tenía que salir del aeropuerto y que tengo que recoger todo y marcharme a la casa, explico el vendedor de periódicos y revista en el AILA, por casi 50 años.

“La señora me dijo que AERODOM no le da un centavo a nadie, y que solo lo que podían hacer facilitarle el transporte, para que usted se pueda llevar lo suyo a su casa, pero nosotros no tenemos compromiso con usted”, según explicó Francisco González.

“Imagínese, usted una persona como yo que ustedes me conocen con toda una vida en el aeropuerto y ahora de buena a primera me dicen que tengo que dejar mi trabajo de que voy a vivir”, agrego el hombre.

Hablando en su visita a la sala de prensa del AILA, pidió, asimismo, a la empresa Aerodom reconsiderar la medida de desalojarlo del lugar y que lo reubiquen en otra área del aeropuerto.

“Dígame usted, que yo voy hacer una persona ya con 76 años de edad con problemas de salud que lo único que he hecho es vender periódicos y revistas toda la vida a donde iré yo ahora”, indicó.

Francisco González Sosa, reside juntos a su familia en la calle el Sol del sector de la Caleta, en las proximidades del aeropuerto internacional de las Américas. José Francisco Peña Gómez.

About Author

Deja un comentario