24 de junio de 2024

 Siempre hemos sabido que Yadier Molina tiene buen brazo. El receptor puertorriqueño, quien luego de 17 temporadas con los Cardenales es agente libre ahora mismo, ha aterrorizado a los corredores gracias al cañón que tiene por brazo.

Molina ha encabezado la liga en porcentaje de corredores atrapados cuatro veces en su carrera y se le conoce por sus tiros inesperados a las bases.

El lunes, Molina tuvo la oportunidad de lanzar desde otro punto de vista. Tras integrarse a los Atenienses de Manatí para las semifinales de la Liga Profesional de Béisbol Roberto Clemente, Molina abandonó el puesto de bateador designado con los Atenienses perdiendo ante los Indios de Mayagüez por 19-7.

A sus 38 años, con una sonrisa, Molina hizo su primera presentación como lanzador. Aunque no dio la impresión de estar tirando con máximo esfuerzo, al boricua le fue bastante bien en el montículo. Aunque le permitió un cuadrangular a David Vidal, ponchó a Emmanuel Rivera, prospecto de los Reales que ya había conectado dos jonrones en dicha jornada, para ponerle fin al partido.

Desafortunadamente, un lanzador del equipo perdedor no puede adjudicarse un rescate.

About Author

Deja un comentario