La Guardia Costera de Puerto Rico detiene 90 indocumentados dominicanos y haitianos en las últimas 48 horas

  19 de mayo

  Aeropuerto Las Américas

   La Guardia Costera de Puerto Rico con el apoyo de las Fuerzas Unidas de Rápido Acción FURA han arrestado y repatriado al país, en los dos últimos 48 horas a 90 indocumentados dominicanos y haitianos, que han intentado penetrar ilegalmente esa isla.

  En su cuenta de twitter, la Guardia Costera de, Puerto Rico, publicó que, con el apoyo de Unidades Rápida Acción FURA, de la policía de Puerto Rico, en los últimos dos días han sido apresados alrededor de 90 indocumentados, los cuales intentaron penetrar a bordo de varias yolas motorizadas.

Las embarcaciones con los inmigrantes dominicanos y haitianos fueron intervenidas por los miembros de la Guardia Costera, en el canal de la Mona, según el reporte de la agencia.

“Los viajes de inmigrantes ilegales en el pasaje de la Mona son increíblemente peligrosos”, dijo el teniente Christopher Martin, comandante del buque Donald Horsley, en el comunicado.

De acuerdo con Martin, las embarcaciones que se utilizan en estos viajes a menudo no son aptas para la navegación, carecen del equipo de seguridad básico y están muy sobrecargadas, lo que pone en riesgo a todas las personas a bordo.

“Tenemos la suerte de haber podido localizar estas embarcaciones antes de que la situación empeorara, sacando de manera segura a las personas y repatriándolas a la República Dominicana”, afirmó.

El buque Donald Horsley se encontró posteriormente con un buque de la Armada de la República Dominicana frente a la costa de este país, donde los inmigrantes fueron entregados a las autoridades.

Unas de las embarcaciones ilegales con un grupo de 66 inmigrantes, 55 hombres y 11 mujeres de nacionalidad dominicana, fue intervenido en el canal de la Mona, indicó la Guardia Costera en un comunicado.

Las autoridades explicaron que fue una tripulación de una aeronave de vigilancia marítima de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) la que detectó primero una embarcación sospechos a unas 47 millas náuticas al noroeste de Aguadilla.

Ante ello, un buque de la Guardia Costera respondió al avistamiento e interceptó la embarcación sospechosa.

La tripulación embarcó de manera segura a los inmigrantes, 44 hombres y 10 mujeres, que viajaban a bordo de una embarcación de 28 pies que estaba sobrecargada y filtrando agua.

“Los viajes de inmigrantes ilegales en el pasaje de la Mona son increíblemente peligrosos”, dijo el teniente Christopher Martin, comandante del buque Donald Horsley, en el comunicado.

En los últimos meses los viajes ilegales en yolas hacia Puerto Rico, se han incrementado considerablemente.

Muchos nacionales se motivan hacer la peligrosa travesía ante el auge de ciudadanos centroamericano de penetrar ilegalmente a Estados Unidos, de manera irregular por el paso fronterizo con México.

Además, otro aspecto que incentivan a los dominicanos y haitianos a viajar clandestinamente a la vecina isla es la decisión de las autoridades puertorriqueñas contratar extranjeros para la recogida de tomates y otros rubros agrícolas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: